¿Actor principal? Evidentemente la tecnología.