David Tepper. La noche estrellada y la tecnología