De lo que no se puede hablar es mejor callarse.