Invertir con sentido. Cuidado con lo que damos por hecho.